4 factores para la digitalización de la agroindustria

Mar 29, 2021 8:43:39 AM / por Avantis

Copia de Avantis e INDO (11)

Hoy en día es importante que las agroindustrias consideren digitalizarse mediante alguna estrategia pragmática que se adapte a sus circunstancias y necesidades.

Para ello, además de conocer las tecnologías para innovar tu empresa, necesitas de la estructura de SAP Business One, cuya capacidad para almacenar y organizar datos en tiempo real te permite ejecutar los distintos procesos de digitalización a partir de los siguientes factores. 

1. Experiencia del cliente

En la actualidad existen cuatro tendencias de digitalización en el sector agroindustrial que te permitirán brindarle una mejor experiencia a tus clientes:

  • Ventas a través de una red. Consiste en ser parte de una plataforma en línea en la que agricultores, productores de maquinaria y empresas de productos agroquímicos colaboren y realicen negocios de forma estandarizada.
  • Ventas digitales en zonas rurales. Implica que las empresas alimentarias y los productores rurales se beneficien de manera equitativa de una producción sostenible y de alta calidad. A ese objetivo sirve la tecnología móvil como los pagos vía SMS o mediante la plataforma de SAP Business One.
  • Bases de datos. La recopilación de información precisa sobre los campos de cultivo y sus productos permite rentabilizarlos mejor.
  • Canales de venta. La tecnologías cargadas en la nube como SAP Business One dan la posibilidad de abrir procesos de venta en varios canales. Esto optimiza e impulsa la venta de productos, datos y servicios.

2. Compromiso de los trabajadores

En toda la cadena de suministro agrícola la mano de obra fluctúa a lo largo del año, en función de las temporadas de cosecha y el rendimiento de los cultivos. Por ende las empresas tienen que considerar estos factores si quieren ser más competitivas en el mercado:

  • Renovar su plantilla de trabajo. En Estados Unidos se prevé que para 2025 los millennials conformarán el 75 % de la fuerza de trabajo. De ahí la importancia de despertar interés por las actividades agrícolas entre la población joven.
  • Aumentar la mano de obra por temporadas. Para impulsar las actividades de la agroindustria es vital gestionar la mano de obra estacional de jornaleros, contratistas y proveedores, de modo que sea posible determinar cuándo sí se necesitan recursos adicionales.
  • Sostenibilidad y responsabilidad social. La cadena alimentaria en la que están inmersas las empresas agrícolas les obliga, vía las medidas obligatorias nacionales e internacionales, a mejorar las relaciones con el medio ambiente y las comunidades de las que forman parte. Además deben contemplar otras medidas opcionales como las de algunas ONG.

3. Redes de negocio

Las agroindustrias necesitan reinventar sus modelos de negocio para mantenerse competitivas dentro del sector, especialmente en el terreno de la economía digital. La colaboración en las distintas etapas de la cadena de producción es vital y puede redefinirse a partir de estas tareas:

  • Transparencia y trazabilidad. Es la capacidad de rastrear los productos durante toda la cadena de producción: desde la granja, pasando por el procesamiento, hasta el consumidor final.
  • Colaboración con agricultores. Trabajar tanto con los agricultores como clientes, proveedores o ambos requiere una estrecha colaboración a través de contenidos relevantes como información de mercado, mejores prácticas, formación o consejos agronómicos. En las zonas rurales donde la conectividad es limitada, esto puede ofrecerse vía mensajes de texto; incluso en algún momento del año un grupo de expertos puede visitar a los agricultores.
  • Servicios y asesorías. Las empresas agroquímicas, los proveedores de maquinaria y las cooperativas tienen que aprovechar los avances científicos y tecnológicos producidos a partir del análisis de grandes bases de datos con información del sector. De ese modo pueden ofrecer soluciones agrícolas integradas para que sus clientes tengan una visión total de sus procesos productivos.

4. Interconectividad

Para que las agroindustrias crezcan y tengan una posición más sólida en el mercado tienen que hacer uso del potencial que surge de interconectar los activos físicos con los digitales, incluyendo los siguientes:

  • Sensores digitales. Son los dispositivos que miden factores físicos como la humedad, la temperatura y el suelo, y que combinados con la tecnología de GPS permiten tener una visión en tiempo real y a futuro de la agroindustria.
  • Grandes bases de datos y almacenamiento en la nube. Tener acceso a plataformas de este tipo brinda la posibilidad de recoger, analizar y recuperar enormes cantidades de información de cada una de las tareas, etapas y áreas de la empresa, lo cual sin duda facilita la organización y la planeación de proyectos.
  • Tecnología móvil. Gracias a las computadoras, las tabletas y los celulares la información puede recopilarse en campos y cultivos remotos. Asimismo, existen aplicaciones para esos dispositivos que permiten controlar algunas funciones de las máquinas que se usan en este sector.
  • Inteligencia artificial. El futuro se ha materializado en forma de autotractores, maquinaria inteligente, robots y drones. Los algoritmos de todas estas tecnologías te permiten recoger datos de valor, así como sustituir o eficientar trabajos manuales.

Cabe mencionar que estas herramientas son utilizadas en todo el mundo por agricultores que están llevando a cabo sus procesos productivos de manera eficiente, con una visión innovadora, tecnológica y responsable con la sociedad y la naturaleza.

En ese sentido, la implementación de SAP Business One le permite a tu empresa diferenciarse e innovar en el sector agroindustrial mientras cumple con sus objetivos de negocio.

En Avantis contamos con expertos en agroindustria que te compartirán las mejores prácticas de administración del sector, incluida la adaptación e implementación de los factores recién mencionados.

New call-to-action

Categorías: SAP Business One para Agronegocios


Entradas relacionadas